Tolivia Fest Asturias 2016-07-09

En julio conocimos el festival que se organiza en este pueblo asturiano. Fuimos a conocer a Cervezas Caleya, que habíamos probado en otras ferias, y conocimos la quinta edición de este festival. Muy recomendable y pensamos volver, pero para pasar todo el fin de semana, porque hay mucho que ver y probar. Todo el pueblo se implica en este evento y debajo de cada orreo y en cada esquina encuentras cerveceros de todos los puntos del estado con sus mejores “caldos”. En este pueblo hay varios productores artesanos, que son los que impulsan el evento, y además de prácticamente todos los elaboradores asturianos, había gente que venía desde Galicia, Andalucía, Aragón….todo acompañado de actividades culturales, gastronómicas, música….Aquí conocimos a Txorierri Garagardoak, que acaban de nacer como empresa en Sondika. Volveremos!!

J&J Garagardogileak: 2.garagado 2016-06-23

A los 15 días quisimos hacer una segunda tanda, intentando corregir los errores de nuestra primera cerveza del pasado día 11. Teníamos botellines suficientes y tantas ganas o más que hace quince días, porque sabíamos (o creíamos saber) donde habíamos metido la pata y queríamos mejorar. Además acercandose el verano teníamos previsto juntarnos con la cuadrilla y prepararles una “cata” con lo que hacíamos.

Quisimos hacer lo mismo paro con más malta, en vez de 4,5 kg, utilizar 7,5, intentando tener una densidad inicial más alta, luego, esperábamos más cuerpo y alcohol. No obstante la densidad inicial tampoco nos dió la medida esperada. Creemos que por temperaturas en la maceración. Debemos mover más la malta, para unificar la temperatura en todos los puntos y tomar la muestra para la prueba del yodo en otro punto, no en la superficie. Asimismo tanto la temperatura de la maceración como el ph del agua son fundamentales para que los procesos se realicen correctamente. Las encimas (que son las que convierten el almidón de nuestro mosto en azucares simples) realizan su trabajo de forma optima a un ph y temperaturas determinados. Nosotros no controlamos ni regulamos el ph (aún), y sabiendo que el rango idóneo es entre 5,2 y 5,7 y que en Bilbao tenemos un ph del agua de 7,97, es una de nuestras tareas pendientes. Además de mantener los descansos a diferentes temperaturas correctamente, bajar el ph del agua es será nuestro próximo reto. Al fin y al cabo el principal ingrediente de la cerveza es el agua. Si queréis más información sobre la maceración seguid este enlace.

En cuanto a la carbonatación hicimos la prueba con “mitad y mitad” y preparamos una disolución con 3,2gr de azúcar+ 4,5gr de miel por litro de cerveza. Pensamos que es mejor no mezclar. Una u otra,

J&J Garagardogileak: 1.garagardo 2016-06-11 (Aitor 1.0)

“Aitor 1.0” es nuestra primera cerveza en equipo. Aunque antes, hace unos años (más de seis en concreto) ya habíamos hecho un par de veces, habíamos estado en talleres de elaboración en el Gaztetxe de Bakio, en un baserri en Zaldibi,…. esta vez nos lo tomamos más en serio y con ganas de continuidad. Con lo aprendido en el curso de hace unas semanas, siguiendo los apuntes, queriendo grabar todo…con mucha emoción nos juntamos a primera hora de la mañana J&J, con los ingredientes proporcionados el día anterior por Jon Etxeandía y molida la malta en su taller.
Estrenamos la malla de tela de tul hecha en cas para bolsa de maceración. Tenemos una sola olla, y nuestra intención es hacer el macerado dentro de esta bolsa para luego retirarla y continuar el proceso. Más adelante nos haremos con otra olla para diferenciar ambos procesos (macerado y lupulización) y hacer un correcto filtrado. Por ahora esto es lo que tenemos, y como decía aquel “estos son los bueyes con los que debemos arar…”
La verdad es que quedamos contentos con la bolsa de maceración. Tendremos que conseguir unos filtros para nuestro equipo, porque lo que tenemos es un tubo con unas ranuras que encaja en el grifo de la olla. Nada más, y vereis en internet que hay un montón de opciones…nosotros iremos mejorando el equipo poco a poco y ya os contaremos.
No obstante, al hacer la prueba del yodo utilizamos malta de la parte superior de la olla, y paramos la maceración demasiado pronto, por lo que no obtuvimos todo el azúcar que debería haber tenido nuestro mosto. Sabemos que aquí tenemos mucho que mejorar
Hicimos caso a Jon en casi todo, menos en el azúcar para la carbonatación, que quisimos experimentar con miel. Así que viendo recetas en internet, decidimos carbonatar con 6,4 gr de azúcar por litro y la cantidad proporcional si añadíamos miel (un 40% más es decir 9 gr). Con estas medidas y una jeringuilla, según los botellines que obtuvimos preparamos dos disoluciones y en unos botellines añadimos miel y en otros azúcar. Deciros que la diferencia es muy sutil en cuanto a si hay diferencias de sabor, y en cuanto a la carbonatación, con azúcar mantenía la espuma un poco mejor que con la miel