Lúpulo 2016 cosecha 2016-09-03+04

     En nuestra huertita tenemos tres plantas de lúpulo que nos proporcionan suficiente para nuestras elaboraciones de todo el año:  Northern Brewer, más apropiado para darle amargor a la cerveza, y East Kent Golding y Amo,s Early Bird, apropiados para aromas y sabor. Realmente Early Bird es de la familia de los Golding, aporta otros aromas, es una flor más fina y delicada y la planta es menos productiva (al menos en nuestra casa).

    En otras ocasiones después de cosechar hemos querido secarlo y luego envasar al vacío, pero si el secado no es correcto puede ocurrir como nos pasó a nosotros, que después de todo el trabajo se estropee dentro de las bolsas al vacío. Y en caso de secarlo, no pensabamos meterlo al horno, sólo tenemos el de casa y por muy bien que lo limpiasemos no queríamos que le aportase otros olores…. por lo que cuando lo secamos lo hicimos al aire…..En definitiva, para hacer en nuestra casa o txoko, seguimos las recomendaciones que nos han dado,y congelar según cosechabamos. Nosotros fué cortar y en 1 hora metido al congelador en bolsitas de 50 gr para poder usar según necesidad.

    Además como sabéis, el amargor (que se mide en nuestras cervezas en IBUs), viene producido por los alfa-ácidos del lúpulo. El poder amargante de un lúpulo se mide por el porcentaje que contiene de esta sustancia, que cambia de una cosecha a otra y según la variedad de planta. Estos alfa-ácidos, (y otros beta-ácidos, aceites…) están contenidos en la lupulina, que podemos ver en la base de nuestras flores, de color amarillo y resinoso al tacto. Cuando se acerca el momento de la coseha, es mas abundante, podemos probar su poder amargante y cuando empieza a cambiar de color a un amarillo más pálido, casi color oro, es el momento ideal para la cosecha. Suele ser a finales de agosto o primeros de septiembre, dependiendo de la variedad, la climatología y donde estemos. En nuestro caso el gran día fué el 3 de septiembre, que además de cosechar hicimos ceveza con flores frescas recién cortadas. A partir de ahora será una fecha fija en nuestro calendario cervecero.

    No obstante, aunque nuestras plantas llevan con nosotros unos años y las sentimos “como de casa”, sabíamos que en Bizkaia crece de forma natural en bordes de ríos y lugares húmedos. Bueno realmente estuvimos de vacaciones cerca de Baiona y ahí mismo dando un paseo encontramos flores de lúpulo salvaje que no dudamos en recoger para utilizar más adelante en una cerveza que nos recuerde al verano. Pero en cuanto a nuestra cosecha y objetivos, queríamos localizar lúpulo autóctono, tanto para cosechar las flores de la planta como para sacarle algún rizoma y tener en nuestra huerta otra varidad más. Y conseguimos el objetivo, cerca del castillo de Butrón después de varias excursiones encontramos una planta fantástica llena de flores de la que obtuvimos unos 800 gramos que tenemos junto con las de nuestra huerta y que utilizaremos en nuestra próxima receta “Sorgina Zikina”.
Hay que decir que estos lúpulos son apropiados para proporcionar aromas, pero al no saber los alfa-ácidos que contienen, al elaborar la receta utilizaremos otros lúpulos para amargor que sí tienen medida esa variable y podemos afinar en cuanto al amargor que queremos aportar a nuestra cerveza. Luego en la primera adición de lúpulo a nuestro putxero utilizaremos uno que venga con “etiqueta”, y en las ultimas, esecialmente en la última que es donde aportamos aromas, utilizaremos los nuestros.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *